martes, 23 de marzo de 2021

¿A dónde me lleva el reconocimiento de la futilidad del mundo?


el PROPÓSITO (del mundo al servicio del ego y de esclavizar a la mente) es la respuesta a la búsqueda de los que creímos que fuera del Cielo hay vida...

martes, 16 de marzo de 2021

Honestidad radical...

 

Una mente sin entrenar no puede lograr nada...

Si, por una parte, es inevitable que lleguemos a reconocer los nubarrones de culpa y pensamientos de ataque en nuestra mente, para poderlos atravesar e ir más allá de ellos hacia la luz de la sanación, por otra parte; es necesario que no perdamos de vista el hecho de que, estamos siempre predispuestos a reaccionar de tal forma que la decisión en favor de la culpa y el sufrimiento se perpetúe en la mente.
 
Ése es nuestro deseo oculto y el verdadero factor motivante de este mundo que vemos.

Es sólo asumiendo responsabilidad en lo que vivimos, aceptándolo como la expresión de nuestro deseo oculto del especialismo, como podemos dar pasos en el proceso de aprender a soltar esta alocada idea en la mente.
 
En verdad, no deseamos el "Padre, dame lo que me corresponde que yo me voy" Esos pasos no los podemos dar solos. Es con la Ayuda de la Cordura en nuestra mente, de Jesús, como vamos saliendo del infierno del especialismo.
 
A medida que entrenamos mejor nuestra mente, aprendemos a dar más pasos eficientemente con nuestro maestro Interno.
 
Fue nuestra decisión rechazar la luz y la Herencia de Dios, es nuestra elección entonces lo que nos llevará de nuevo a aceptarla.

jueves, 4 de marzo de 2021

Pasando de largo las ilusiones...

 


Toda la estrategia del sistema de pensamiento del ego para mantener en vigencia la "realidad" de la separación en la mente, ha sido proyectar esa decisión de enfermar, de conflicto, sobre el mundo y así dejar de ser consciente que la sanación se encuentra en ella, en una decisión en contra del ego con el que se ha identificado y en favor de la Expiación que le recordaría el Espíritu Santo. 

Al perder de vista dónde está el problema y dónde está la solución, se nos tiene que ayudar en el ámbito en el que creemos estar. Se nos enseña a percibir un nuevo propósito en cada relación especial que hemos fabricado. Estas relaciones se convierten ahora en aulas de clases donde se nos muestra que la percepción obedece a los deseos de la mente, por lo tanto no es real como causa de nuestro estado mental ni de nuestras pérdidas de paz y, luego, se nos enseña a ver que ese deseo en la mente, tampoco ha sido real. 

El especialismo y la separación no son nuestra verdadera voluntad porque no son la Voluntad de Dios...


"... Al paciente se lo debe ayudar a cambiar de parecer acerca de la realidad de las ilusiones"